lunes, 7 de febrero de 2011

El caso del sida.















Es producido por el virus VIH que penetra en el
organismo a través de la sangre, las secreciones vaginales, el semen y la placenta. Tiene dos características que lo hacen único:
  • Puede alojarse en el núcleo de la célula que infecta y permanece allí por tiempo indefinido.
  • Este virus infecta y destruye los glóbulos blanco, por lo tanto produce inmunodeficiencia.
Esta enfermedad se puede combatir evitando las relaciones sexuales o usando preservativo. Actualmente no podemos protegernos de la enfermedades de transmisión sexual mediante el uso de vacunas. Ante cualquier duda o preocupación sobre alguna enfermedad de transmisión sexual se debe acudir inmediatamente al médico especialista o a los centros de asistencia sanitaria.
La falta de información puede provocar que se oculte el padecimiento de una enfermedad de este tipo, contribuyendo a su transmisión.
Podemos evitarlo mediante:
  • Utilizando preservativos.
  • No compartir ningún tipo de jeringa o aguja.
Raquel y Laura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.