jueves, 3 de febrero de 2011

Respuesta Inmunitaria.

La respuesta general: La reacción inmunitaria
Si los gérmenes consiguen superar las primeras barreras defensivas del organismo, pueden extenderse por todo el cuerpo y provocar una infección, a la que denominamos septicemia. Por suerte, nuestro organismo tiene una tercera línea de defensas: los linfocitos.

Los linfocitos son un tipo de góbulos blancos que fabrican anticuerpos, que son una sustancia química que nos defiende contra los gérmenes patógenos.

Al entrar los gérmenes en el organismo, provoca un proceso que finaliza con si eliminación total, facilitada por la producción de anticuerpos. Esta respuesta se conoce como reacción inmunitaria y se lleva a cabo mediante nuestro sistema inmunitario. El proceso es el siguiente:
* Un germen es interceptado y englobado por un fagocito.
* El fagocito transporta componentes del germen y los va exponiendo a linfocitos, hasta que encuentra alguno capaz de crear un aniticuerpo eficaz contra éste.
* Cuando recibe la señal adecuada, este linfocito sensibilizado se multiplica, originando gran cantidad de linfocitos similares a él, con la capacidad de fabricar ese tipo de anticuerpos.
* Algunos de esos linfocitos liberan a la sangre anticuerpos que reaccionan con los gérmenes invasores facilitando su destrucción.
* Otros linfocitos sensibilizados son capaces de reconocer y destruir las células de nuestro organismo infectadas por los gérmenes.
Caro y Candela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.